Fangio y Suixtil – ¡Desde el fin del mundo!

Fangio y Urrutia, Chevrolet con publicidad de Suixtil
5/5 - (1 voto)
Suixtil, Juan Manuel Fangio y Stirling Moss
Juan Manuel Fangio y Stirling Moss vistiendo la marca Suixtil

Hablando con Lisa Smith* (Suixtil-USA) sobre Fangio en un momento me dice: «es curioso lo que sabes desde tu fin del mundo»

¿Fin del mundo?

Pensar que desde el interior del fin del mundo emergió el quíntuple campeón mundial de automovilismo y figura globalmente venerada, Juan Manuel Fangio. Lo mas curioso es que Suixtil (se pronuncia SWIX-til), una marca con presencia internacional, también nació en Argentina.

La historia de la marca Suixtil

Para observar la génesis de esta marca, tenemos que retroceder casi 70 años hasta el gobierno de Juan Domingo Perón en Argentina y la vida de un señor llamado Salomon Rudman.

Rudman, inmigrante llegado a la Argentina en la primera presidencia del General Perón, fundó la marca de vestimenta Suixtil.

Este señor estaba en el negocio textil produciendo ropa tradicional prêt-à-porter (lista para vestir) para caballeros y damas en Buenos Aires. Su cadena de tiendas en Argentina llevaba el sello de calidad Suixtil, llamado así por los textiles suizos que utilizaba, telas que consideraba de la mejor calidad en ese momento.

Ropa Suixtil para damas y caballeros de Buenos Aires

Suixtil y el deporte motor

Eusebio Marcilla, dedicatoria publicidad de Suixtil
Publicidad de Suixtil – Dedicatoria de Eusebio Marcilla

A fines de la década de 1940, la locura de los deportes de motor que había estallado en los Estados Unidos (y la Europa devastada por la guerra que se recuperaba lentamente) se había extendido a Argentina. Poco se dieron cuenta los argentinos del impacto que un piloto llamado Juan Manuel Fangio tendría en el país y el deporte a nivel mundial.

Rudman y fue sponsor y amigo de Fangio. Es sabido incluso, que en sus comienzos lo ayudó a comprar el Chevrolet 1939 coupe con el que Fangio comenzara a descollar en el automovilismo nacional e internacional.

En 1948, el Automóvil Club Argentino (ACA) formó un equipo nacional de pilotos de carreras, para disputar los campeonatos automovilísticos de Europa. Juan Manuel Fangio, un camionero de 35 años de Balcarce, fue el corredor estrella en la alineación de pilotos de la Escudería Suixtil (Team Suixtil). Sus compañeros argentinos pronto incluirían a Benedicto Campos, José Froilán González y Onofre Marimon.

El salto de Suixtil a los circuitos europeos

La Escudería tuvo acceso a la maquinaria más competitiva del momento, inicialmente dos Maserati 4CLT y luego dos Ferrari Tipo 166. A medida que crecía la destreza de Fangio en los circuitos, pronto recibió invitaciones para competir en los mejores circuitos de Europa.

En un momento en que los pilotos vestían ropa de calle u overol de mecánico cuando saltaban a la cabina para competir, un equipo que llegaba con ropa haciendo juego, llamó la atención. Rudman había diseñado camisas y pantalones con los colores de la bandera argentina: pantalones azul claro y polos de color amarillo pálido, todos con el distintivo logotipo de Suixtil bordado en rojo que deletreaba el nombre de la empresa en letras estilizadas.

Estos primeros trajes de carreras se diseñaron más para la función y la uniformidad que para la seguridad.

«Los pantalones Suixtil se sumergieron en bórax para brindarles seis segundos de protección contra incendios».

Taylor Smith, ejecutiva de cuentas y especialista en marketing de Suixtil-USA

«El producto picaba terriblemente en la piel y se eliminaba con cada lavado, por lo que la mayoría de los corredores se enfrentaban antes de cada carrera con una elección entre ‘seguridad’ y ‘comodidad’ que generalmente hacía que este último ganara».

Vincent Metais

Suixtil, ahora patrocinador de la selección argentina, suministró toda la indumentaria de carreras del equipo. Fue un golpe de genialidad por parte de Rudman, porque en poco tiempo, todos los pilotos de carreras querían ser vistos con el atuendo de Suixtil.

Fangio, que ganaría cinco Campeonatos del Mundo de Fórmula 1 (1951, 1954-1957), lucía en los circuitos un atuendo simple: un overol azul brillante con una gorra de béisbol estilo americano de color azul brillante. Los tradicionalistas de Gran Bretaña pensaron que era un poco extraño, pero su actitud pronto cambiaría. Ciertamente, Suixtil no tuvo reparos en presentar sus productos.

Imprescindible para cualquier piloto de carreras

Postal de Suixtil y Juan Manuel Fangio - Dedicada y autografiada

A medida que el éxito y la fama de la Escudería Suixtil crecían rápidamente, también lo hacía la popularidad de la indumentaria para carreras de la marca. Fangio obsequió gustosamente pantalones y camisetas de carrera a competidores y amigos.

La indumentaria de carrera de Suixtil, bordada con su distintivo texto rojo, se convirtió en la indumentaria «imprescindible» para cualquier piloto de carreras en Europa y América. Fue la primera generación de equipos de carrera profesional y todos los mejores pilotos pronto se asociaron con el nombre.

El logotipo de Suixtil se vio en muchos de los grandes pilotos de la época, como Juan Manuel Fangio, José Froilán Gonzáles, Onofre Marimon, Roberto «Bitito» Mieres, Benedicto Campos, Eusebio Marcilla, Jean Behra, Jo Bonnier, Sir Stirling Moss, Peter Collins, Robert Manzon, Maurice Trintignant, Wolfgang Von Trips, Hans Herrmann, Paul Frere, Olivier Gendebien, Harry Schell, Karl Kling, André Simon, Pinhero Pires y otros. Se vistieron con Suixtil, haciendo honor de esa forma a un hombre y su marca, que siempre apoyaron al Automovilismo.

Aunque alguna vez fue sinónimo de los mejores pilotos de Fórmula 1, la marca Suixtil prácticamente desapareció, después de la muerte de su fundador en la década de 1960. Sin embargo, ha vuelto a la vida recientemente gracias a los esfuerzos de Vincent Metais, para ofrecer ropa de inspiración vintage a los entusiastas del automovilismo y otros que aprecian la historia y el aspecto de la era de la década de 1950 hasta principios de la de 1960. Se presta atención a los detalles en los productos ofrecidos que honran el legado histórico de la marca y su estrecha conexión con el automovilismo en sus inicios.

Suixtil, el renacer entre las cenizas

Suixtil, Menswear for racing heroes

En una entrevista realizada en 2012, el nuevo dueño de la marca Vincent Metais, comenta cómo hizo para resucitar esta marca icónica y muy respetada, y la ardua tarea que ha tenido para llevarla de vuelta a los círculos correctos y ponerla en marcha.

Metais, un francés pragmático que ahora vive en Shanghái, es una persona apasionada que está decidida a recrear los días de gloria de Suixtil una vez más.

Entrevistador: ¿Es justo decir que la relación entre el piloto de carreras campeón del mundo de Argentina, Juan Manuel Fangio con Suixtil, y el interés de Salomon Rudman en los deportes de motor, fueron las razones que impulsaron la increíble popularidad de la marca en las décadas de 1950 y 1960?

V. Metais: La relación con Fangio ha sido increíble, así empezó todo para la marca. Fangio llegó cuando era solo un camionero. Le pidió al fundador de Suixtil, Salomon Rudman, que lo ayudara a comprar su primer Chevrolet, un cupé. Se convirtió en el Campeón Nacional Argentino en 1940 y 1941. Y luego, otro corredor argentino, José Froilán González (destacado por lograr la primera victoria de Ferrari en una carrera del Campeonato Mundial de Fórmula 1, en el Gran Premio de Gran Bretaña de 1951), llegó y dijo que podía hacerlo muy bien con una Maserati, por lo que Rudman también contribuyó a eso.

Rudman se involucró con el Automóvil Club Argentino y luego con el equipo argentino de carreras. Él fue una figura no oficial de la organización y la logística de todo esto. Continuó incluso después de que el equipo de carrera que había diseñado específicamente para los pilotos estuviera bien establecido en la pista.

Entrevistador: ¿El atuendo de carrera de Suixtil fue diseñado con aportes específicos de los pilotos de carrera?¿Cuál es la historia detrás de esto?

V. Metais: Lo primero que sucedió, que además fue único, fue que Rudman salió y les preguntó a los pilotos qué querían. Y así fue como surgieron los diseños, especialmente para los pantalones. La idea surgió cuando armaron el primer equipo argentino de carreras en ir a Europa. Rudman no quería que fueran de ropa informal como antes. Pensó que tenían que representar a Argentina, así que diseñó algo específico para ellos. Se estructuró en torno a los pantalones azules y las chombas amarillas.

Los conductores, que a menudo hacían su propio trabajo mecánico en los autos, pedían bolsillos profundos para los pantalones porque guardaban cosas allí, como llaves combinadas y llaves inglesas. También querían las botas estrechas para los pantalones para que no se engancharan en los pedales. Querían algodón ligero porque hacía mucho calor en la cabina. También pedían cinturas elásticas para mayor comodidad, porque estaban sentados durante horas. ¡Esto pronto se convirtió en la referencia alrededor de las pistas!

Los argentinos lo ganaban todo y la ropa estaba hecha específicamente para los pilotos. Y también eran un buen conjunto para pasar el rato entre y después de las carreras. Además, ¡Todos querían que algo de la buena suerte se contagiara!

Entrevistador: ¿Ahora te involucraste nuevamente con la marca Suixtil?

V. Metais: Nos reunimos con nuestros socios de entonces en Hong Kong. Habían redescubierto la marca cuando vivían en Argentina. Uno de ellos trabajaba para Levis en ese momento y también siempre estuvo interesado en los autos. Habían descubierto recorriendo el museo Balcarce (en 1997) todas estas fotografías y el Chevrolet en el museo con el logo de Suixtil encima. Investigaron un poco y descubrieron que la marca Suixtil casi había desaparecido.

Publicidad de Suixtil - Chevrolet de Juan Manuel Fangio
Chevrolet de Juan Manuel Fangio auspiciado por Suixtil

Luego volvieron a registrar la marca en 2002. Cuando se mudaron a Hong Kong, mi esposa ya estaba comprando ropa para algunas marcas importantes. Le preguntaron si podía ayudar. Me preocupaba un poco que tuvieran toda la pasión y los atributos necesarios, pero no parecían mostrar perspicacia comercial. Lo tuvieron durante casi seis años, pero no habían hecho nada con él. Pensé que sería una pérdida de tiempo y que posiblemente no veríamos los frutos de nuestro trabajo.

Conocieron la marca, por primera vez, en 1997. Me involucré en 2007. Acordamos iniciar un negocio con ellos en una base de 50:50. La empresa está registrada en Hong Kong y todas nuestras posiciones de inventario están en Hong Kong.

En 1986 se estableció un museo del automóvil en Balcarce, ciudad natal de Juan Manuel Fangio, y se denominó Museo Juan Manuel Fangio. Este museo consta de seis pisos en un área de casi 7 mil metros cuadrados y contiene muchos de los autos que corrió, y hasta hace poco había incluido su primer Chevrolet Coupe. El museo alberga más de 50 autos, una colección de trofeos, fotografías y otros recuerdos.

Entrevistador: Tú también tienes una historia interesante con los autos.

V. Metais: Tengo una larga historia con los autos. Se remonta a mi abuelo, que solía correr Bugattis con su hermano. Le modificaron el Bugatti porque perdió una pierna cuando tenía 16 años. Se cayó en un tranvía y perdió la pierna por debajo de la rodilla, por lo que no podía hacer el cambio de marcha, por lo que hizo ajustar su Bugatti para poder cambiar de marcha en el volante.

Cuando yo era pequeño, solía llevarme al museo en Lyon en secreto, porque mi padre era cirujano y odiaba los autos porque veía a la gente venir los sábados por la noche después de las discotecas, borrachos y accidentados. Odiaba los autos, pero también conducía muy rápido en un Citroen DS. Todos estaríamos acostados en el asiento trasero y él estaría yendo a 190-200 kilómetros por hora. Pero odiaba los coches. Mi abuelo me llevaba al museo y no podía decirles nada a mis padres porque ese era nuestro gran secreto.

Entrevistador: ¿Cómo ha influido tu interés por los negocios y tu pasión por el automovilismo en la forma en que has estructurado Suixtil?

V. Metais: Cuando comenzamos las discusiones con nuestros socios, investigué más y siempre sentí esta necesidad de volver a las raíces que no engañan. Esa fue una época en que las cosas duraban, en que los hombres eran hombres y se arriesgaban. Es ese espíritu que la gente tenía en ese entonces que parece que hemos perdido, el de forzar los límites, lo de Chuck Yeager – «Haré esto porque nadie lo ha hecho antes y nada me importa». No tienes que estar loco para hacerlo, pero creo que ciertamente ayuda.

Aunque nadie necesita ropa, hay muchas marcas de ropa en el mercado. Es un campo lleno de gente, no hay duda. Pero, de nuevo, no creo que fuera tanto el aspecto de la ropa como la historia. No es el producto lo que estás empujando; es la comunidad que representas.

Suixtil USA - At life speed

La antítesis de lo que hacemos es el Juicy Couture tatuado en la espalda de todos. Eso no lo puedo entender, va contra el gusto, va contra la razón, va contra todo. Para mí, eso es un anatema, y ​​sentí que esta sería una gran oportunidad para unir esta pasión por los autos y el espíritu que encarnaron los corredores de los años 50 y 60. Estos tipos eran caballeros; había un código de honor. Al mismo tiempo, las multitudes estaban allí para demostrar que resonaban con ellos. Más que el producto es la historia, el ADN que lleva ese mensaje; nadie necesita ropa.

Así empezamos la Escudería, por el lateral. Haremos algunas calcomanías en los costados y poco a poco la gente las querrá para sus autos. Y ahora, tenemos este hermoso establo de autos. Los propietarios sienten que la conexión con lo que hacemos es muy fuerte. Mucha gente nos pide etiquetas autoadhesivas. Estoy feliz de regalarlas. Es un mensaje mucho más fuerte que si estuviera tratando de ser comercial, hasta el punto de que probablemente perdería el sentido mismo de lo que estamos tratando de ser.

Entrevistador: Es un ejercicio interesante reposicionar de una marca que fue bastante popular en los años 50 y 60 y hacerla nuevamente viable. Dejaste un trabajo cómodo por esto, ¿qué es diferente para ti ahora?

V. Metais: Es una visión completamente diferente del tiempo. Toda la perspectiva cambia dramáticamente. Estás ansioso por el próximo gran pedido y, al mismo tiempo, sientes que tiene todo el tiempo del mundo para construir esto correctamente, lo que no tendrás en el mundo corporativo.

Entrevistador: El negocio comenzó con socios, pero ahora usted y su esposa tomaron el control. ¿Por qué la decisión de asumirlo por completo?

V. Metais: Comenzamos con nuestros socios iniciales, y en septiembre del año 2011, llegamos a un punto en el que me dediqué a tiempo completo y los dos se posicionaron más como los protectores de la marca. No iba a funcionar, y se estaba convirtiendo en un obstáculo para construir esto. Decidieron entonces alejarse y ceder sus acciones a mí y a mi esposa. Hicimos una inversión considerable en tiempo, dinero, sangre, sudor y lágrimas. Tenemos la suerte de que ya hemos comenzado a construir una pequeña red de distribuidores que son una ayuda considerable en sus propios mercados y están haciendo un gran trabajo para construirla.

Entrevistador: ¿Cómo distribuye Suixtil en todo el mundo mientras vive en China?

V. Metais: Comenzamos con una tienda durante el verano de 2008, y ahora tenemos alrededor de 12 lugares que nos están revendiendo.

Tuvimos algunos respaldos muy fuertes, como cuando la Organización Stirling Moss decidió llevarnos como parte de su gama de productos; eso fue un tremendo impulso para nosotros porque, aparte del hecho de que es otro canal, es Stirling Moss. Es otra conexión con nuestra historia, porque Stirling solía usar nuestra ropa. El nombre en sí tiene un peso tremendo. Eso nos ha dado mucha credibilidad y nos ha abierto puertas que antes no estaban disponibles.

Juan Manuel Fangio y Stirling Moss vistiendo Suixtil
Juan Manuel Fangio y Stirling Moss vistiendo Suixtil

Pero ha sido difícil y sigue siendo difícil porque el entorno económico sigue siendo lamentable. Al mismo tiempo, tenemos el lujo de poder hacerlo a nuestra manera, sin compromisos.

Entrevistador: Lo interesante es que, si bien el entorno económico puede ser débil, parece que las personas que poseen el tipo de automóvil y que pueden sentirse atraídas por su tipo de producto son inmunes a tales fluctuaciones.

V. Metais: Para ellos, es una cuestión de grados. Estoy de acuerdo, pero al mismo tiempo, hay dos lados en esto. De hecho, ha sido un gran mercado para nosotros, pero también es un mercado muy limitado en tamaño.

No puedes vivir solo de los coleccionistas porque primero, los coleccionistas están acostumbrados a obtener todo gratis. Todas las marcas están felices de ofrecerles cosas gratis porque consideran que es un gran segmento para perseguir. Nosotros no hacemos nada gratis. No está en el ámbito de las cosas que podemos permitirnos. Hemos tenido que dar esa pelea. Hemos sido afortunados porque con lo que representamos y la autenticidad y el esfuerzo que le ponemos, hemos tenido mucho apoyo.

Entrevistador: Me hablabas del interés de BMW Classic en Suixtil para la Mille Miglia 2012.

V. Metais: Este año, todo el equipo BMW Classic, 24 personas, será equipado por nosotros. Nos llamaron de la nada y nunca pidieron cosas gratis. Desde el principio, obtuvieron los precios y no parpadearon. Para ellos, era parte de la ecuación. Si dedicas tanto tiempo y esfuerzo a ir a la Mille Miglia, pensaron que era lo correcto vestirse de una marca como la nuestra. Este es un gran respaldo para nosotros.

Entrevistador: Tiene quizás diez eventos importantes a los que tendría que asistir anualmente para mostrar sus producto. Eso, en sí mismo, es una gran inversión.

V. Metais: Empezamos con dos o tres y llegamos a unos diez al año. Somos afortunados porque muchos de nuestros distribuidores también están felices de emprender eso, porque demostraron ser realmente buenas oportunidades comerciales. Voy al Goodwood Revival, por ejemplo, y nuestro distribuidor del Reino Unido está allí y se ocupa de la parte comercial, y yo hago la representación de la marca, los contactos de prensa y todo lo demás. La gente espera encontrarte allí. Yo tampoco me quejo, porque me gusta estar ahí.

Entrevistador: ¿Cuál será tu próximo gran evento?

V. Metais: El próximo será la Mille Miglia. La semana siguiente, gracias a nuestra relación con BMW, nos invitaron a exhibir en Ville d’Este. Esa es la primera vez para nosotros. Nunca he estado allí personalmente. Es un nivel muy alto, muy bien organizado.

Después de este será el Le Mans Clásico. Extrañaré el Festival de la Velocidad de Goodwood. Luego Silverstone Classic, luego a mediados de agosto, Pebble Peach. Y luego el Goodwood Revival en septiembre.

Entrevistador: Hace diferencia estar físicamente presente en tales eventos. ¿Cómo has conciliado estar ahí con el poder de Internet?

V. Metais: Descubrimos que, si bien tenemos presencia en Internet, simplemente no reemplaza el contacto personal. A la gente le gusta tocar, sentir y tener una idea real de lo que hacemos.

Ya sabes, en Internet, todo el mundo se forma una idea, pero realmente no tienes una idea de la calidad de los productos, de la atención al detalle, de la pasión que se transmite en lo que hacemos. No es algo que tiras dinero y de repente puedes tenerlo. Puedes comprar el producto, pero si no lo entiendes, no significa nada para ti.

Fangio and Suixtil

* Lisa Smith fue la socia gerente de Suixtil-USA, una marca internacional de moda masculina elegante con un aspecto y estilo vintage basada en la herencia de las carreras de autos de la década del 50. Lisa ha sido una entusiasta de la automoción, especialmente de los coches antiguos, toda su vida y a menudo la encontraban en el taller de restauración de su padre con un cepillo de alambre en la mano ayudándolo. Es la editora del blog muy visitado, DecorGirl.net y también es diseñadora de interiores. El Instagram de Lisa: @thelisatrack

2 comentarios

  1. Lisa Responder

    What a great piece! Thanks for mentioning Suixtil (not me I don’t count – but you make me blush.) Having only known about Fangio and the other racing greats from what I’ve read, it is fascinating to speak (via Instagram) with someone to whom these guys were their country’s heros. These were true gentlemen racers, they were not afraid to lift a wrench or lend a car to help another. Imagine the racers and competitors often had dinner together at the end of the race on Sunday, as I’ve heard – the winner bought. Suixtil was born at the beginning of F1 and the glory days of racing, it is an honor to represent a company with such prestigious DNA. I’m humbled.

  2. Pingback: Willys Interlagos | BarnFinderWeb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.