El auto de Harry Potter, el Ford Anglia 1960 105E

Coche volador de Harry Potter - Ford Anglia 1960

Ante la imposibilidad de tomar el tren en el Anden 9 3/4 que los conduciría a Hogwarts, Harry Potter y Cia. deciden utilizar el automóvil volador de la familia Weasly para llegar a destino. Si bien lo logran, antes tropiezan con el Sauce boxeador quien los fuerza a abandonar el vehículo y buscar refugio en el Bosque Prohibido y… no no, ¡para que contarles todo! vean esta entretenida película, y de paso sáquense las ganas de admirar este clásico.

El auto volador de Harry Potter

Podemos ver el Ford Anglia volador en este pequño fragmento de la película Harry Potter y la Cámara de los Secretos (Harry Potter and the Chamber of Secrets).

El coche es un Ford Anglia 1960 sedan de dos puertas, el cual es producto de la filial de la gigante Ford Motor Company en el Reino Unido.

Ford Anglia "volador"
Ford Anglia «Volando»

«Ante la imposibilidad de tomar el tren en el Anden 9 3/4 que los conduciría a Hogwarts, Harry Potter y Cia. deciden utilizar el automóvil volador de la familia Weasly»

Para entender el desarrollo de un modelo tan popular y compacto debemos situarnos en el mercado Ingles de la época, el cual por sus gustos y tipo de geografía no necesitaba ni le interesaban los grandes monstruos de orgulloso cromo, pesados y poderosos que por esa época ofrecía la casa Ford en su tierra natal.

Este modelo es, ni mas ni menos, que la continuación de sus predecesores, el Ford Prefect, Pilot y el Consul MK.

El Ford Anglia

Ford Anglia 1960 - Sedán de 2 puertas
Ford Anglia 1960 Sedan 2 Puertas

El Ford Anglia se fabricó desde 1959 a 1967. Estaba equipado con un pequeño motor de 4 cilindros de 997 cm3 y se produjeron, en sus 8 años de vida útil, un total de 1.594.486 unidades.

Con respecto al diseño de la carrocería, era un producto netamente Británico. Contaba con un corte aerodinámico en la parte posterior del techo, el cual, unido a un frente en descenso con el fin de elevar la corriente de aire, le confería un coeficiente aerodinámico interesante para la época.

Además, esto le permitía un menor consumo de combustible. Cabe decir que este era ya ridículamente bajo si lo comparamos con sus grandes hermanos producidos en Detroit.

anglia mexicano
Harry Pottery su versión filmada en Chiapas (Mexico) 🙂

Ah… y después, mas avanzada la pelicula, cuando Harry Potter y sus amigos. se pierden en el Bosque Prohibido en busca de la araña Aragog, monstruo custodio de la Cámara de los Secretos, el Anglia en cuestión hace su aparición por ultima vez.

Esta vez, después de salvarlos de las garras de tan terrible criatura, se vuelve a internar en el bosque para no volver a emerger.

Se dice por ahí que el auto fue recuperado, prensado, fundido y con el metal fabricaron un cenicero (para otra cosa no alcanzaba) para un Ford Lincoln Continental 1960, con la finalidad de que dicho accesorio se abriera a pedido del conductor mediante una orden verbal (porque era de metal mágico del auto) para depositar la colilla a desechar.

lincoln continental 1960
Ford Lincoln 1960 con cenicero «mágico»

Pero como siempre digo… la historia de los clásicos guarda algunas leyendas que no siempre son comprobables… ¡sino preguntenle a Gardel!… 🤣🤣🤣

Si te gustó la historia, por favor, ¡compartila!

Así podemos hacer crecer esta comunidad de amantes de los clásicos – ¡hasta el próximo post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *